Categorias

Difunde tu nota de prensa mediante Marketing Mutuo

Tony Linarejos: 10 Aspectos a considerar antes de elegir un Entrenador Personal

¿Cómo elegir un entrenador personal?

Por encima de todo, confía en tu instinto. Busca un entrenador personal experto y experimentado que actúe con naturalidad y conocimiento. Este es el entrenador personal que hay que contratar porque no sólo te ayudará a alcanzar tus metas, sino que también te mantendrá sintiéndote cómodo/a, motivado/a e inspirado/a a lo largo de todo el proceso que dure el entrenamiento.

Si has decidido dar el siguiente paso en tu viaje a una mejora y acondicionamiento físico y a trabajar con un profesional que pueda ayudarte a alcanzar tus metas de salud y bienestar. Tener el apoyo de un entrenador personal no sólo te mantiene más motivado y responsable cuando se trata de entrenamientos semanales, sino que también puede jugar un papel importante para ayudarte a maximizar tu tiempo en el gimnasio, prevenir lesiones y ver resultados más consistentes.

Pero hay una delgada línea entre hacer una buena inversión en tu futuro éxito en el acondicionamiento físico y simplemente tirar el dinero por la ventana, en algo que no funciona.

¿La diferencia? Saber elegir el profesional adecuado que te ayudará a establecer los objetivos correctos para lograr los resultados deseados. Por lo tanto, es crucial hacer tu correcta elección al elegir un entrenador; todo lo que se necesita es un poco de trabajo preliminar para determinar si alguien será o no un buen candidato para tus necesidades.

Después de todo, se llama entrenamiento «personal» por una razón: trabajar juntos crea un vínculo que te ayudará a mantenerte comprometido y motivado durante todo el proceso.

¿Todavía estás indeciso/a?

Ten en cuenta los siguientes 10 aspectos cuando selecciones un entrenador personal.

Por su titulación y formación:

No es necesario que un entrenador te muestre un certificado de aptitud física en su área de especialización particular. Para obtener la certificación, los entrenadores personales deben pasar un examen a través de organizaciones acreditadas en España. Esto asegura que han cumplido con ciertos estándares de profesionalidad y competencia de un centro de formación oficial.

Por su experiencia:

La práctica hace (casi) perfecto, así que un entrenador que ha estado metido en diferentes procesos de entrenamiento, unas cuantas veces ha probado y perfeccionado su proceso para proporcionar las mejores guías para ayudarte a sacar el máximo provecho de cada uno de los clientes a entrenar. Así que, a menos que te parezca bien jugar al conejillo de indias, lo mejor sería que te resistieras a la tentación de llegar a un acuerdo con un entrenador recién certificado a favor de alguien que tenga experiencia contrastable previa.

Por su carácter:

¿Qué te motiva? A algunas personas les va bien con refuerzos positivos salpicados, mientras que a otras les gusta que les griten y les asusten para que hagan algunas flexiones de piernas adicionales. De cualquier manera, habla con el entrenador y y conoce su estilo para ver si encaja con lo que funciona para tí.

Por su filosofía de entrenamiento:

Este es un punto sutil, aunque crítico, de diferenciación porque puede terminar rompiendo la experiencia. ¿Cómo desarrolla el entrenador personal su programa y en qué objetivos se basará? ¿Son entrenamientos basados en el gimnasio o deben realizarse al aire libre? ¿Va a usar máquinas o se va a quedar sólo con las pesas libres?

Pregúntale sobre su metodología y entiende si realmente se ajusta a tus metas y preferencias.

Por su especialidad:

¿Alguna vez escuchaste el dicho: «Aprendiz de mucho, maestro de nada”? Bueno, si estás buscando algo específico, por ejemplo, si quieres conseguir realizar carreras de 5 kilómetros, querrás trabajar con un entrenador que se especialice en el running. No sólo tendrán más experiencia en el área deseada, sino que lo más probable es que te apasione más si conoces los matices del deporte en el que está especializado y también te ofrece un interés personal en él.

Por su precio:

Así como la experiencia, la personalidad y la filosofía pueden variar enormemente entre los entrenadores, también puede variar su tarifa por hora, dependiendo de las certificaciones, la especialidad y la ubicación. Así que antes de comenzar tu selección, siéntese y piense en su presupuesto. Y si las sesiones individuales por hora están actualmente fuera de su alcance, no se desespere; algunos entrenadores ofrecen sesiones semi-privadas o un descuento por comprar al por mayor.

Por su disponibilidad:

Debido a que la consistencia es clave cuando se trabaja con un capacitador, es una buena idea preguntarte sobre su horario.

¿Cuántos clientes tiene actualmente? Por ejemplo, ¿tiene un calendario de entrenos sólida sin mucho margen de maniobra? ¿Te gusta reservar tu entrenamiento a la misma hora cada semana, o es más bien un horario flexible que cambia regularmente? ¿Con cuánta anticipación tendrás que reservar las citas, puedes recuperar las que faltan y cuál es su política de cancelación?

Por su ubicación:

Esta es otra área de preferencia personal, así que considera cuidadosamente tus hábitos y tendencias. ¿Está dispuesto a conducir 20 minutos a través de la ciudad, o necesitas algo a poca distancia para mantenerte motivado? ¿Y dónde te gusta entrenar? Algunas personas se inspiran al ver a otros en un gimnasio tradicional, otros como el enfoque individual de un gimnasio, y otros prefieren hacer ejercicio en la privacidad de su propia casa. ¡La buena noticia es que hay un entrenador para cada tipo de lugar!

Por sus progresos:

Además de un programa de entrenamiento personalizado basado en tus objetivos y su nivel de condición física, tu entrenador necesita un método para seguir tu progreso para que puedas ver, gradualmente, que tu trabajo duro está dando tus frutos.

Los puntos de referencia como la mejora en las medidas personales, la pérdida de peso, el aumento de la fuerza y otros logros pueden ayudarte no sólo a mantenerte en el buen camino, sino también a asegurarte de que tu entrenador está haciendo su trabajo.

Por su reputación:

El mejor cumplido que un entrenador personal puede recibir es una referencia positiva de un cliente, pero hacer que la gente vea los resultados de sus clientes de primera mano viene en un segundo plano y es más importante.

Observar que la gente alcanza sus metas (especialmente si esas metas son similares a las que deseas alcanzar) es la prueba definitiva aquí, y por supuesto, los buenos entrenadores estarán encantados de compartir historias de éxito, testimonios y referencias.

Ojo, aunque te sientas abrumado por la posibilidad de elegir un entrenador personal, es importante que tengas en cuenta que los criterios anteriores son sólo pautas, no reglas estrictas.

Si tienes una opinión muy firme sobre algunos puntos de los que he descrito y no tienes preferencia sobre otros, no es un problema grave; puedes agilizar tu búsqueda teniendo en cuenta una cosa en mente: Por encima de todo, confía en tu instinto.

Busca un entrenador personal experto y experimentado que te transmita positividad.


Tony Linarejos es un conocido entrenador personal que ofrece sus servicios en la zona Norte de Madrid Capital

Envía tu nota de prensa

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado.*

    Envía tu nota de prensa

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies