Fotovoltaica: ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

Todo sobre la energía fotovoltaica

Si estás iniciando tu aventura con la fotovoltaica, ¡has llegado al lugar adecuado! En este artículo hemos incluido lo esencial de todo lo que necesitas saber sobre el funcionamiento de la energía fotovoltaica antes de pedir un presupuesto.

La energía fotovoltaica es una forma de convertir la energía del sol en electricidad. El proceso es muy sencillo. Las placas solares convierten los rayos del sol en corriente continua y, a continuación, el inversor la transforma en corriente alterna, la misma que tienes en el enchufe. Gracias a esto, la energía solar puede utilizarse para alimentar todos los electrodomésticos de las viviendas.

La energía fotovoltaica es económicamente viable y respetuosa con el medio ambiente. Protege contra la subida de los precios de la electricidad. Además, al combinar la energía fotovoltaica con el almacenamiento de energía, puedes conseguir una independencia total y disponer de electricidad incluso en caso de fallo de la red eléctrica.


¿En qué consiste la instalación de placas solares?

Los módulos o placas solares extraen energía de los rayos del sol y producen electricidad (corriente continua).

Cuando se procede a la instalación de placas solares estas pueden instalarse en el suelo, en la pared de un edificio, en una terraza a modo de elegante marquesina y de muchas maneras. Sin embargo, la solución más barata son las clásicas placas solares instaladas en el tejado de una casa.

Existen varios tipos de módulos fotovoltaicos. Las placas solares policristalinas solían ser los más populares. Hoy en día, sin embargo, reinan las placas monocristalinas, que se presentan en dos variedades principales:

  • Placas monocristalinas de lámina de vidrio
  • Placas de vidrio-vidrio

Por supuesto, existen otros subtipos y variedades, pero en nuestra opinión la diferencia entre vidrio y lámina es la más importante y deberías conocerla. Para poder evaluarla, hablemos de la construcción de un módulo monocristalino estándar.


¿Cómo se fabrican las placas solares?

Las placas solares fotovoltaicas tienen una estructura en capas. La parte principal está formada por numerosas células monocristalinas, conectadas por hilos metálicos. Estas células están protegidas contra la corrosión y el agrietamiento debido a impactos. Para ello, las células se sellan en un encapsulante, se aplica encima una lámina de vidrio templado y debajo una película o una segunda lámina de vidrio. Estas capas se mantienen unidas por un marco.

¿Cómo se fabrican las placas solares?


¿Qué es el inversor?

Un inversor es un dispositivo que convierte la corriente continua (CC) producida por las placas solares en corriente alterna (CA), que es la forma de energía eléctrica utilizada en la mayoría de los hogares y edificios.

Existen varios tipos de inversores de placas solares disponibles en el mercado, desde inversores de cadena simples que se utilizan para sistemas solares pequeños y residenciales, hasta inversores centrales de alta potencia que se utilizan en sistemas solares comerciales y a gran escala.

Los inversores también pueden incluir características adicionales, como monitoreo remoto, protección contra sobretensiones y funciones de seguimiento de punto de máxima potencia para optimizar la producción de energía.


Estructura de montaje

El objetivo de la estructura de montaje es garantizar que las placas solares fotovoltaicas se apoyen de forma estable en el tejado o en el suelo y no salgan volando con la próxima tormenta.

La estructura puede ser de acero galvanizado (la opción más barata), acero inoxidable o aluminio (la opción más cara). Ten en cuenta que el acero inoxidable y el aluminio pueden ser un 30% más caros que el acero galvanizado.


Almacenamiento de energía

Un almacén de energía (o batería fotovoltaica) es una versión más grande de la batería de tu teléfono u ordenador portátil. Almacena la energía que la energía fotovoltaica produce durante el día. De esta forma, cuando se pone el sol, sigues alimentando tu casa con energía verde.

Lo que hay que saber sobre las unidades de almacenamiento de energía:

  • Son opcionales: La energía fotovoltaica puede funcionar sin almacenamiento de energía.
  • Son económicamente menos rentable que las placas solares.
  • La fotovoltaica con almacenamiento de energía puede proporcionar energía de emergencia cuando no hay electricidad en la red. De este modo, consigues la independencia total o parcial.
  • El almacenamiento de energía resuelve el problema de los sistemas fotovoltaicos que se apagan por exceso de tensión en la red.

Almacenamiento de energía


¿Cómo elegir la potencia de una instalación fotovoltaica?
Nuestro consejo es que instales tantas placas solares como quepan razonablemente en tu tejado:

  • Cada placa adicional cuesta menos, porque una vez que han llegado los instaladores, conectar unas cuantas placas más no es una molestia y no genera muchos costes.
  • Ampliar la instalación en el futuro es una molestia y supone realizar una segunda instalación paralela y costes innecesarios.
  • Tu próximo coche probablemente será eléctrico y tu consumo de electricidad probablemente aumentará.
  • Una instalación en todo el tejado resulta más estética que sólo en la mitad.

¿Cómo calculo la potencia de una instalación fotovoltaica?

Puedes calcular la potencia máxima de tu instalación fotovoltaica de la siguiente manera:

Potencia de las placas solares [kWp] = consumo anual de energía [kWh] / 450

Términos fotovoltaicos profesionales más frecuentes

  • kWh – kilovatio-hora (unidad para medir la energía consumida durante una hora).
  • Wp – vatio pico – potencia máxima (unidad de potencia con la que se expresa la eficiencia de los paneles fotovoltaicos) en condiciones de ensayo STC estándar.
  • kWp – 1kWp = 1000 WP

Rentabilidad de la energía fotovoltaica: ¿merece la pena?

La rentabilidad de la energía fotovoltaica depende de varios factores, como el coste de las placas solares, el coste de la instalación y la cantidad de energía.

En términos generales, si se instala correctamente y se utiliza durante varios años, la energía fotovoltaica puede ser una inversión rentable. Los propietarios de viviendas y negocios pueden ver una reducción significativa en sus facturas de energía a lo largo del tiempo, lo que puede resultar en ahorros significativos a largo plazo. Además, la energía solar es una fuente de energía limpia y renovable que puede ayudar a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y reducir la huella de carbono.

Por lo tanto, en general, la energía fotovoltaica es una opción rentable y sostenible para muchos propietarios. Sin embargo, siempre es recomendable evaluar los costes y beneficios específicos de cada proyecto antes de tomar una decisión.

4.9/5 - (59 votos)

Lo último

No te lo pierdas

4 consejos para conservar mejor el chocolate en época de calor

/COMUNICAE/ Paccari, marca de chocolates de origen ecuatoriano, recomienda algunos tips útiles para conservar la calidad y el sabor del chocolate en los...

TuApartamento.com revoluciona el turismo con un innovador sistema de control de huéspedes

/COMUNICAE/ La industria del turismo se transforma con la tecnología y TuApartamento.com lidera esta evolución. La empresa presenta un sistema de control de...

P&G España continúa apoyando al Comité Paralímpico Español para impulsar la práctica de la natación paralímpica

/COMUNICAE/ El proyecto recaudará fondos para fomentar la participación en natación de 120 niños con discapacidad, dándoles acceso a competiciones nacionales. Por cada 50...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dos × 3 =