Categorías CANAL PRENSA

Diferencias entre leds y focos incandescentes

Diferencias entre leds y focos incandescentes
- ⌚ Tiempo de lectura de este artículo: 4 minutos -

Al querer comprar un sistema de iluminación, leemos recomendaciones de si es mejor comprar bombillas led por todas sus ventajas, o si es mucho comprar bombillas normales. Para que sepas en qué se diferencian una bombilla LED de una bombilla eléctrica antigua, te traemos sus principales diferencias.

En el mercado existen infinidad de tipos de bombillas pero cuando hablamos de iluminación incandescente, luminaria incandescente, o luces incandescentes, nos referimos a la bombilla de luz normal.

No confundir con focos normales, o el foco de la bombilla. Y, aunque lo escuchamos pronunciar de muchas maneras distintas, no escribimos lámpara incandescente, ni foco incandescente, ni linterna normal, ni lámparas de antes: es una bombilla normal, una bombilla incandescente.

¿Cómo funcionan las lámparas fluorescentes compactas y LED?

Las bombillas incandescentes, generan luz mediante el envío de una descarga eléctrica a través de un tubo que contiene argón y una pequeña cantidad de vapor de mercurio. Esto forma luz ultravioleta que excita un revestimiento fluorescente o fosforescente en el interior del tubo, lo que resulta en la emisión de luz visible.

Un diodo emisor de luz (LED) es una fuente de luz de semiconductor, donde se genera la iluminación con el movimiento de los electrones a través del material semiconductor. A diferencia de las bombillas incandescentes y fluorescentes compactas, que emiten luz y calor en todas las direcciones, un LED sólo emite luz en una dirección específica. Esta inmediatez permite una luz más eficiente y el uso de energía.

Como funcionan las lamparas fluorescentes compactas y LEDConsumo de energía

Uno de los puntos más relevantes al momento de establecer diferencias, es conocer cuál es su eficiencia energética, cuál es su relación entre potencia y luminosidad. Es decir, cuánto es su consumo, cuánto gasta cada tipo de bombilla para emitir luz.

 Este es uno de los apartados más evidentes entre las diferencias: las bombillas led son mucho más eficientes, su consumo es muchísimo más bajo, que las bombillas incandescentes. ¿Cuál es el motivo? Por el proceso que tienen cada una para la generación de luz, por su electroluminiscencia.

 Un diodo LED transforma entre el 80% y el 90% de la energía consumida en luz pero en cambio una lámpara tradicional incandescente convierte en luz entre un 10% y un 15%. ¿Qué sucede con el resto de energía que, en el caso de las bombillas normales, alcanza la franja de entre el 85% y el 90%? Pues que se pierde en forma de calor, no se aprovecha. La conclusión es evidente: el ahorro que supone utilizar luz LED equivale, aproximadamente, al 80-90% del importe de la factura de la luz.

Equivalencia

Lumen es la cantidad total de luz visible en una dirección o en un ángulo proyectada sobre una superficie. Con el lumen (lm) como referencia, una bombilla LED de 1W genera los mismos lúmenes que una bombilla incandescente de 10W. Con 10 vatios de una bombilla LED conseguimos entre 800 y 980 lúmenes, pero una luz incandescente necesita entre 60 y 70 vatios para alcanzar la misma cantidad de luz.

Tecnología

Las bombillas incandescentes generan luz a través del calentamiento de un filamento metálico de wolframio, o de tungsteno, mediante el efecto Joule cuando una corriente eléctrica circula a través de ese filamento. La mayor parte de la electricidad que recibe esa lámpara de wolframio se transforma en calor y, finalmente, sólo alrededor de un 15% de la energía transmitida se convierte en luz.

En cambio las bombillas LED utilizan diodos emisores de luz, leds, como fuente lumínica. Las lámparas LED se fabrican agrupando led de mayor o menor densidad. Según esa densidad la potencia lumínica, y su calidad, será mejor o peor, pero siempre por encima de las bombillas incandescentes normales.

Icompplus es un muy buen ejemplo de la calidad tecnológica de este tipo de bombillas, que a su vez, ofrece una gran diversidad de tipos en base a las necesidades del consumidor.

Precio

Al comprar bombillas, o cualquier otro material eléctrico, la diferencia de precio es un factor determinante. Habitualmente, casi siempre escogemos la bombilla más barata, la luz con el precio más bajo.

 En este caso la bombilla LED es mucho más cara que una bombilla normal, llegando a tener un precio por encima de más del doble. Pero debes tener en cuenta que la lámpara LED, por su bajo consumo, alcanza un ahorro del 80% en la cantidad de factura de la luz. Y además, por su larga vida útil, apenas tendremos que  reemplazar las bombillas, que durarán más tiempo y así, al final, pagaremos menos y nos resultará la opción más barata.

Al invertir en un sistema de electricidad efectivo, también es necesario velar por el resguardo del mismo. Por eso, es fundamental contar con un seguro de hogar, que te provea la comodidad y confianza de lucir las luces en las que has comprado.

Modalidades de diseño entre las bombillas LED y las tradicionales

En la actualidad, las opciones de diseño sólo se limitan a la creatividad de los propios fabricantes, o a nuestra propia imaginación. En este sesntido, la tecnología LED permite más posibilidades, y llegar más lejos, que la iluminación tradicional.

 Los LEDs pueden cambiar de color sin añadir ningún filtro, al contrario de las bombillas normales. También tienen más facilidades en diferenciarse por el tamaño, y muestran una mayor gama de rangos en la temperatura de color para generar justo el ambiente que estemos buscando para cada espacio. Ya en la actualidad existen bombillas LED que imitan el filamento, la estética, de las bombillas antiguas.

 Por si fuera poco a todas estas ventajas y diferencias, la tecnología LED permite incorporar la domótica, el control desde la distancia, de su funcionamiento.

Modalidades de diseño entre las bombillas LED y las tradicionalesEl impacto ambiental

El bulbo CFL en el ahorro de energía es beneficioso para el medio ambiente. Sin embargo, su contenido de mercurio también puede dañar el medio ambiente. Con la eliminación de las bombillas CFL, su contenido de mercurio puede evaporarse y causar la contaminación del aire y el agua. El mercurio es una neurotoxina que también puede tener un efecto perjudicial sobre los seres humanos, especialmente los bebés.

Las bombillas fluorescentes


Si se lanza a la basura las lámparas fluorescentes compactas, que son más propensos a romperse incluso antes de que lleguen al vertedero, lo que representa una amenaza para la salud de los miembros de la familia, así como los trabajadores de gestión de residuos, y, finalmente, la liberación de toxinas en la tierra o el agua más cercana zona.

Si se realiza la vida de la CFL, encontrar un sitio de reciclaje de CFL aprobado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente.

Bombillas led

Las bombillas LED no vienen con el peligro de mercurio, pero contienen níquel, plomo, e incluso trazas de arsénico que puede causar riesgos significativos para la salud cuando se deja en un vertedero.

Más del 95% de una bombilla LED es reciclable – simplemente consulte con su empresa de gestión de residuos locales acerca de sus políticas de recogida y reciclaje.

¡Aprende con Canal de Prensa! Anímate a escribir tu nota y ponte en contacto con nosotros, con gusto la publicaremos.

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado.*

    doce − 1 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies