Categorías CANAL PRENSA

Consejos para que la pintura sea exitosa

Consejos para que la pintura sea exitosa
- ⌚ Tiempo de lectura de este artículo: 4 minutos -

9 consejos a seguir para un trabajo de pintura exitoso

Desde la elección de la pintura o el material hasta la protección de los objetos y su aplicación, he aquí nuestros consejos para que el trabajo de pintura sea un éxito.

Pintura inadecuada, mala preparación de la superficie a pintar, olvidaste la capa de fondo: para que tu trabajo de pintura salga como debe, es imprescindible saber evitar ciertos obstáculos. Pintar una pared o un mueble no se improvisa, pero ¿Cuáles son los errores que no hay que cometer y cómo hay que hacer para conseguir un trabajo de pintura perfecto y fácil?

Al contratar los servicios de un pintor profesional para pintar tu vivienda o negocio es a menudo la garantía de un proyecto exitoso y un efecto decorativo garantizado, pero para conseguir exactamente el efecto que quieres, necesitas involucrarte.

9 consejos a seguir para un trabajo de pintura exitosoHemos recurrido a especialistas en el sector de decoración y pintura, Pintores Madrid te aportamos importantes consejos que debes tener en cuenta para conseguir la pintura ideal. Podrás elegir entre una amplia gama de soluciones:

Regla 1: Elegir la pintura adecuada

Elegir la pintura adecuada es un paso importante para el éxito de tu proyecto de pintura. Además de la elección del color, el tipo de pintura es importante. No todas las pinturas son adecuadas para todos los fines:

  • Las pinturas acrílicas, por ejemplo, deben reservarse para trabajos de pinturas en interiores ya que no son resistentes a la intemperie.
  • Para repintar una fachada o un mueble de jardín, es mejor optar por una pintura de glicerina.
  • En cuanto al aspecto mate, satinado o brillante, también hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir la pintura: no todas son igual de útiles. 
  • La aplicación de la pintura de óleo requiere una habilidad más precisa y tiene olores fuerte que exigirá ventilar la habitación durante más tiempo después de la aplicación.
  • La pintura al agua es menos resistente que la pintura al óleo a largo plazo, todos los revestimientos decorativos,  también forman parte de la decoración que pueden aplicar los pintores profesionales.
  • Además del tipo de pintura, un pintor profesional te ofrece un acabado a tu elección: mate, satinado brillante, etc. Sin embargo, la elección del acabado es casi tan importante como la elección del color o el tipo de pintura. Ten en cuenta que los acabados mate y satinado se adaptan bien a las superficies irregulares, pero no se recomiendan para habitaciones muy cargadas como los dormitorios de los niños o la cocina porque no se pueden lavar.
  • Las pinturas lacadas o brillantes son ideales para ampliar espacios y pueden ser fácilmente mantenidas. Por otro lado, no resistirán la rugosidad o los defectos de las paredes irregulares.

Regla 2: Estima la cantidad de pintura necesaria

¿Qué puede ser más molesto que quedarte sin pintura en el transcurso de un trabajo o encontrarte con un bote de pintura apenas usado al final del mismo? Por ello, para evitar perder tiempo y dinero, es esencial evaluar correctamente la cantidad de pintura que necesitarás para completar tu trabajo. Cuando vayas a comprar, pide consejo a un vendedor sobre el tipo de pintura que vas a utilizar y la superficie que deseas pintar.


Regla N°3: Protege el lugar

La preparación del lugar de trabajo es un paso esencial para el éxito de tu trabajo de pintura. gotas de pintura en la alfombra, salpicaduras en el mobiliario: cuidado con los daños, para evitar cualquier problema, no olvides proteger tu sitio correctamente. Si es posible, vacía toda la habitación que vayas a pintar o protege cuidadosamente cada mueble (sin olvidar los interruptores, los enchufes y los zócalos).

Por último, retira las cortinas y cuadros y protege el suelo con una lona fijada al suelo con cinta adhesiva de doble cara.


Regla 4: Prepara la superficie

Para pintar con éxito es necesario que la superficie esté bien preparada. No se trata de pintar directamente sobre ella: ya sea un mueble o una pared, la superficie a pintar necesita un mínimo de preparación.

El objetivo es evitar los defectos en la superficie de la pintura y hacerla más duradera. Por eso es importante preparar las paredes antes de pintarlas:

Retira la pintura vieja de la superficie y lava previamente cada superficie que vayas a pintar para eliminar toda la suciedad y la grasa. Si es necesario, recuerda también rellenar las grietas y lijar las asperezas con papel de lija.


Regla 5: Utiliza el material adecuado

El peligro es que tengas dificultades a la hora de pintar y obtener un resultado irregular. El material adecuado dará sin duda un buen resultado. Así que deja de lado los rodillos baratos, las brochas que pierden sus cerdas y cualquier otro material que no sea adecuado para el trabajo que estás realizando.

Si eliges materiales de calidad especialmente diseñado para el tipo de pintura que deseas realizar, ganarás en facilidad de ejecución y su resultado será aún más profesional. Así que no dudes en invertir en herramientas de calidad.


Regla 6: Prueba la pintura de antemano

El color de una pintura nunca es igual en la tienda que en las paredes de una habitación, así que cuidado con las decepciones. Para evitar este tipo de disgustos, es aconsejable realizar una prueba de color previa. Para ello, puedes utilizar un trozo de cartón blanco de aproximadamente 50×50. Aplica dos capas de la pintura de tu elección, déjala secar y colócala en diferentes partes de la habitación que deseas repintar, a diferentes horas del día. La idea: ver, a la luz, cómo queda realmente el color y el aspecto de la pintura que has elegido (mate, satinada o brillante).


Regla 7: No olvides la capa inferior

Para ahorrar tiempo, puedes estar tentado de saltarse la capa de fondo y pasar directamente a pintar la superficie. ¡Esto es un error!

La aplicación de una capa de fondo es un paso esencial para el éxito de muchos trabajos de pintura. De hecho, una buena preparación no es una pérdida de tiempo, al contrario, la pintura sólo se mantendrá mejor. La capa de fondo permite que la pintura se adhiera mejor a la superficie y no sea absorbida por ella, evitando así múltiples capas de pintura para obtener el resultado deseado. Hay capas de fondo adecuadas para todas las superficies que se pueden pintar.


Regla 8: Aplica la cantidad correcta de pintura

Un trabajo de pintura satisfactorio es aquel en el que se aplica la cantidad correcta de pintura: ni demasiada ni demasiado poca.

Con muy poca pintura en el rodillo, éste puede dejar marcas en la pared y la pintura se secará demasiado rápido. Con demasiada pintura, se corre el riesgo de que se produzcan goteos y de que quede demasiada pintura en la pared.

Para ajustar al máximo la cantidad de pintura en la manga, recuerda mezclar bien la pintura de antemano para que sea lo más homogénea posible, sumerge el rodillo sólo hasta la mitad de la pintura y elimina siempre el exceso con la rejilla.


Regla 9: No olvides la segunda capa de pintura

Para que la pintura sea un éxito, no es aconsejable aplicar una sola capa. Una pared absorbe las primeras capas y, por tanto, no puede satisfacerse con una sola. Para afinar la capa de fondo y la primera capa y conseguir un resultado realmente perfecto, se recomienda aplicar una segunda y luego una tercera capa de pintura. Más si el sustrato lo requiere.

5/5 - (23 votos)

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    11 − nueve =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies