Categorías CANAL PRENSA

¿Cómo comprar una casa?

¿Cómo comprar una casa?

¿Comprar a una agencia inmobiliaria, a un particular o a un constructor?

Disponer de una estabilidad laboral e ingresos fijos mensuales son muy buenas garantías si estamos pensando en comprar una vivienda. Por este motivo las hipotecas para funcionarios tienen muchas ventajas, ya que la estabilidad profesional y económica son muy valoradas por las entidades bancarias y es una buena oportunidad para obtener mejores condiciones.

Entre las diferentes opciones que tenemos si vamos a comprar una vivienda, hay que partir de la base que comprar una casa a un particular tiene sus ventajas, empezando por la ausencia de comisiones que hay que pagar a la agencia inmobiliaria, lo que, sin embargo, nos ahorra tiempo y nos orienta en la selección de las casas que nos pueden convenir.

Entonces, ¿qué debemos hacer? Desde HPM Financial Services nos explican algunas de las ventajas e inconvenientes analizando tres posibles escenarios.


Comprar una casa a una agencia: pros y contras

Comprar una casa a una agencia

Analicemos ahora las posibles ventajas e inconvenientes de comprar una casa a una agencia. La primera ventaja es que la agencia realiza estrictas comprobaciones de la vivienda antes de ponerla a la venta.

De hecho, comprueban los datos catastrales, la presencia de posibles hipotecas y cualquier otra información que excluya «posibles sorpresas futuras» que puedan frenar o comprometer la venta.

Sin embargo, también debemos aclarar que no todas las agencias siguen este procedimiento y muchas no realizan comprobaciones, delegando la gestión de cualquier problema en el comprador.

La agencia realiza una valoración correcta del inmueble en relación con los precios del mercado: esto es importante porque asigna un valor al inmueble sin que se produzcan subidas de precio desproporcionadas.

No hay que subestimar también la posibilidad de ahorrar en el coste del notario: muchas agencias tienen acuerdos y/o relaciones de confianza con las notarías. De esta manera es posible ahorrar una suma que a veces puede marcar la diferencia.

Pasemos ahora a los contras. Por supuesto, está el coste de la comisión de la agencia, Se trata de una cifra que puede ser bastante elevada y que tiene un impacto significativo en el coste final de la propiedad.

La compra a través de una agencia crea una especie de separación entre el comprador y el vendedor, y es difícil entender las verdaderas razones por las que el propietario ha puesto la propiedad en venta. Este es un aspecto que no se debe pasar por alto porque la venta de un inmueble puede estar dictada por problemas estructurales del piso o de la comunidad que difícilmente podrá percibir si no se enfrenta al propietario.


Comprar una casa de forma privada: pros y contras

Comprar una casa de forma privada

La primera razón para elegir comprar a un particular es ahorrar dinero: la comisión que se paga a la agencia se basa en un porcentaje del precio de la casa, y puede alcanzar fácilmente miles de euros.

Además, gracias a Internet es posible ir por libre en este ámbito sin la participación de una agencia, aunque mucha gente sigue confiando en una agencia para vender su casa y, por tanto, el mercado a través de una agencia es mayor y ofrece una mayor oferta de propiedades.

Veamos los contras de esta opción, empezando por la cantidad de papeleo que tendrá que obtener, leer, rellenar y hacer firmar. Sabemos que la burocracia española es lenta y puntillosa, a veces incluso demasiado detallista, y no tener un agente inmobiliario que se ocupe de ello significa tener que gestionar la documentación uno mismo, no dejarse nada en el tintero y tener cuidado de no ser engañado.

Además, hay que tener en cuenta que un agente estaría informado sobre ciertos aspectos de la casa que podríamos desconocer o no se nos ocurriría preguntar y, por último, no necesariamente se acorta el tiempo al evitar la intermediación, sino todo lo contrario. Comprar a un particular te llevará más tiempo porque tienes que asegurarte de que todo se hace de forma correcta.


Comprar una casa a un constructor: pros y contras

Comprar una casa a un constructor

También existe la posibilidad de comprar una propiedad que aún está en construcción, lo que a veces es una verdadera ganga. También es cierto que el riesgo aumenta, porque, por ejemplo, la empresa que lo construye podría quebrar.

Veamos las ventajas e inconvenientes de comprar una casa sobre el papel, eligiéndola en función del proyecto de construcción.

Al comprar un proyecto de construcción tienes la oportunidad de personalizar su futura vivienda, eligiendo los materiales interiores con los que se construirá, como los azulejos, las puertas, la ubicación de determinadas puertas, etc., dando a tu hogar un toque único, aunque hay que respetar ciertas pautas. Cuidado: los costes aumentan con cada cambio que hagas, sobre todo si optas por materiales caros.

Otra ventaja es el cumplimiento de las últimas normativas de construcción, que se traduce en un mayor ahorro energético que se amortiza con el paso de los años. No subestimes esta ventaja económica, a la que también puedes añadir los descuentos y beneficios que el vendedor pueda concederte.

¿Cómo puedes protegerte al comprar una casa a un constructor?

Evidentemente, también existen riesgos al hacer esta elección, como se ha mencionado anteriormente, en relación con las pérdidas totales o parciales vinculadas a la actividad de la empresa constructora o la presencia de costes inesperados.

Por lo tanto, he aquí cómo protegerte:

  • Averiguar información sobre la empresa constructora: basta con tener un listado de la Cámara de Comercio y recabar información sobre las tendencias históricas, quizá preguntando a los agentes locales qué otros edificios y complejos ha construido la empresa en cuestión;
  • Estudiar detenidamente el contrato, para entender el modus operandi de la empresa y qué materiales y técnicas se utilizarán. No olvides consultar la clase energética de tu casa y tal vez dejarse guiar por un técnico experto;
  • Informarse de los gastos de funcionamiento de la comunidad si vas a comprar una casa en un bloque o un adosado;
  • Establece desde el principio cómo se estructurará el contrato de compraventa y las cantidades que se pagarán para liquidar el depósito, los pagos iniciales y, finalmente, el saldo final;

Pedir al constructor una garantía para protegerte de los imprevistos: la ley le obliga a emitir una garantía y a contratar un seguro.

Gracias por tu valoración 😉

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    tres × 5 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies