Categorías CANAL PRENSA

Difunde tu nota de prensa mediante Marketing Mutuo

¿Qué máscarillas protegen realmente contra el Coronavirus?

Qué máscaras protegen realmente contra el Coronavirus

«El mundo se enfrenta a una escasez de máscaras y otros equipos de protección contra el nuevo coronavirus», advierte el jefe de la Organización Mundial de la Salud.

Las máscarillas quirúrgicas están especialmente bajo una enorme demanda y el coronavirus provoca que los fabricantes de mascarillas trabajen a marchas forzadas, veremos como nos puede llegar a servir todo este esfuerzo…

 

¿Pero son realmente efectivas? ¿Qué tipo de máscaras protegen realmente contra el Covid-19?. La guía definitiva

Una fábrica de Francia ha sido crucial para superar la grave escasez de máscaras quirúrgicas en Europa después del brote.

Kolmi-Hopen es uno de los mayores fabricantes de productos médicos de un solo uso, en circunstancias normales, sus instalaciones en Francia fabrican 150 millones de mascarillas quirúrgicas y más de 20 millones de respiradores al año. Hoy en día, con el aumento de la demanda, se les ha pedido que fabriquen más de 500 millones de mascarillas en total según informa Gérald Heuliez, director general de Kolmi-Hopen. Mientras tanto, empresas como Foxconn en China, han tranquilizado a los gobiernos garantizando que fabricarán 20 millones de máscaras para finales de este mes de cara a hacer frente a la fuerte demanda mundial.

Desde el brote del coronavirus Covid-19, la población en China y en el resto del mundo han entrado en pánico ante la incertidumbre, acudiendo en masa a las farmacias para comprar mascarillas quirúrgicas. Pero no solo podremos encontrar este tipo de mascarillas, es importante saber que hay diferentes tipos de mascarillas en el mercado, y no todas son realmente efectivas contra este coronavirus.


Entonces es importante saber:

¿Qué máscaras ofrecen realmente protección?

Mascarillas quirúrgicas vs. respiradores. Lo primero: hay dos tipos diferentes de máscaras: las máscaras quirúrgicas y los respiradores.

Mascarilla quirúrgica
Mascarilla quirúrgica

Mascarilla quirúrgica

Una mascarilla quirúrgica es un dispositivo de prevención médica desechable que se puede adquirir en farmacias y que evita a la persona que lo lleva puesto contagiar a las personas que lo rodean de los agentes infecciosos transmitidos por el mismo en forma de «gotas» emitidas en forma de aerosol cuando tose o estornuda. Estas gotitas pueden ser gotas de saliva o secreciones del tracto respiratorio superior que el portador exhala con virus o bacterias adherido a ellas.

Las  mascarillas están destinadas a cubrir tanto la boca como la nariz. Están diseñadas con materiales que pueden bloquear solo partículas grandes, como gotas, chorros, aerosoles y salpicaduras (las cuales pueden contener virus o bacterias que pueden ser perjudiciales). Sin embargo, es posible que, a pesar de todo, las partículas pequeñas penetren en una mascarilla quirúrgica. Además, debido a que este no se sella perfectamente contra la piel de la cara dejando huecos, las partículas con virus también podrían penetrar esas aberturas. Siempre es mejor llevar algo a no llevar nada, pero el riesgo de contagio en cuanto al Coronavirus es prácticamente similar.

La OMS aconseja el uso racional de las mascarillas médicas para evitar el ‎derroche innecesario

Precaución con el estornudo

Si el cuidador o personal médico lleva puesta la mascarilla quirúrgica protege al paciente y a su entorno (aire, superficies, equipo, zona quirúrgica) de contaminarlo en caso de tener alguna afección. Si la lleva un paciente contagioso, evita que este paciente contamine su entorno y su medio ambiente.

Estas mascarillas no deben sobrepasar el rango de uso seguro establecido entre 3 a 8 horas dependiendo del tipo de ambiente y solo sirven para que los use una sola persona y una sola vez. Una vez que se les haya usado, deben descartarse y no volver a usarse.

Una mascarilla quirúrgica también puede proteger al usuario del riesgo de salpicaduras de fluidos biológicos. En este caso, la mascarilla quirúrgica debe tener una capa impermeable.

Pero una mascarilla quirúrgica no protege contra los agentes infecciosos «aéreos», por lo que no evitará que el usuario se contamine potencialmente con un virus como el coronavirus COVID-19.

respirador con filtro FFP
Respirador con filtro FFP

Respirador

Un respirador es un equipo de protección personal que evita que el usuario inhale aerosoles (polvo, humo, contaminación) así como vapores o gases (desinfectantes, gases anestésicos) que son peligrosos para la salud.

No disponible en farmacias, pueden proteger al usuario de agentes infecciosos transportados por el aire, es decir, de la contaminación por un virus como el coronavirus, el SARS, el H1N1, etc. Dependiendo de los filtros que incorpore.

Los respiradores se dividen en dos categorías: aislantes y filtrantes.

Respiradores aislantes
Respiradores aislantes

Respiradores aislantes: Independientes del medio ambiente (equipos aislantes). Proporcionan protección tanto para atmósferas contaminadas como para atmósferas con deficiencia de oxígeno. Se fundamentan en el suministro de un gas no contaminado respirable (aire comprimido u oxígeno).

Respiradores filtrantes
Respiradores filtrantes

Respiradores filtrantes: Dependientes del medio ambiente (equipos filtrantes). En estos casos, el aire inhalado pasa a través de un filtro donde se eliminan los contaminantes.

Los respiradores filtrantes se componen de una mascarilla y un dispositivo filtrante. En ocasiones el elemento filtrante está integrado en la mascarilla.

Según el tipo de filtro, la mascarilla será efectiva sólo contra partículas, sólo contra ciertos gases y vapores, o contra partículas, gases, vapores y virus, y están catalogados por códigos de color.

Los respiradores con filtro a veces también pueden estar equipados con una válvula de exhalación para mejorar la comodidad del usuario.

La válvula evita la condensación dentro de la máscara, el empañamiento de las gafas y ayuda al usuario a inspirar y espirar con facilidad.

Cabe señalar que los respiradores también protegen a quienes los usan de la inhalación de «gotas» de agentes infecciosos. Los respiradores pueden ser desechables o reutilizables. En el segundo caso, es posible reemplazar el filtro cuando está lleno.

No, una mascarilla quirúrgica normal no te ayudará a evitar el virus.


¿Cuáles son las normas de cumplimiento de estas mascarillas y respiradores?

Cada uno de estos dos tipos de mascarillas está sujeto a diferentes normas y reglamentos según el país o la zona geográfica.

Mascarilla quirúrgica para cirujanos
Mascarilla quirúrgica para cirujanos

Mascarillas quirúrgicas: Las máscaras quirúrgicas se prueban en la dirección de la exhalación (desde el interior hacia el exterior). Las pruebas tienen en cuenta la eficacia de la filtración bacteriana. La mascarilla quirúrgica está habitualmente destinada a los cirujanos, porque estos productos hacen un buen trabajo al evitar que los patógenos de la nariz y la boca del médico entren en el campo quirúrgico.

Chinos con máscarasEn algunos países asiáticos, como Japón y China, no es raro ver a personas que usan mascarillas quirúrgicas en público para protegerse de los patógenos y la contaminación, pero estas máscaras no ayudan mucho en el contexto de un virus. No están diseñadas para evitar la entrada de partículas virales, y no están tan ajustadas alrededor de la nariz y las mejillas como un respirador FFP3 o N95

¿Las mascarillas quirúrgicas pueden ser de alguna utilidad? Sí, pero es probable que el efecto sea muy limitado, algunas personas usan mascarillas quirúrgicas porque están resfriadas o con gripe y no quieren que otras personas se enfermen, en ese caso si son útiles al evitar expandir el virus en forma de aerosol. Pero seamos sinceros, si uno está enfermo, es mejor no ir a zonas áreas públicas, es el momento de quedarse en casa.

uso correcto de la mascarilla quirurgica
Uso correcto de la mascarilla quirúrgica

Las máscaras quirúrgicas, por otro lado, no tienen ni el filtrado adecuado ni los atributos de ajuste para proporcionar protección respiratoria para el portador. Están diseñados para ayudar a prevenir la contaminación del ambiente de trabajo o del campo estéril por grandes partículas generadas por el portador (por ejemplo, escupir, mucosa).

También se pueden utilizar mascarillas quirúrgicas para ayudar a reducir el riesgo de salpicaduras o rociadas de sangre o fluidos corporales, las secreciones y excreciones que evitarán que lleguen a la boca y la nariz del portador.

norma europea EN 14683: 2014

  • En Europa, deben cumplir con la norma europea EN 14683: 2014, que tiene 3 niveles de eficiencia de filtración bacteriana: BFE1, BFE2, Tipo R.

Norma ASTM

  • En Estados Unidos, deben respetar las normas ASTM que tienen tres niveles de protección: desde un bajo riesgo de exposición a los fluidos hasta un alto riesgo de exposición a los fluidos.

Desde CDC advierten del uso de las mascarillas: Las personas enfermas de COVID-19 deben usar máscaras faciales para reducir el riesgo de propagación del virus con la tos y el estornudo y así ayudar a prevenir la infección de las personas que las rodean, según nos explican los CDC. Los profesionales de la salud y los que cuidan a alguien infectado con COVID-19 en ambientes cerrados (en casa o en un centro de atención médica), también deberían usar máscaras faciales, informan desde los CDC.

Las personas que usan mascarillas quirúrgicas deben deshacerse de ellas después de cada uso de forma segura e higiénica, advierte el personal de los CDC.


Respirador con filtro FFP3
Respirador con filtro FFP3

Tipos de respiradores FFP1 / FFP2 / FFP3 / N95

Respiradores: Los respiradores se prueban en la dirección de la inspiración (desde el exterior al interior). Los respiradores cubren la nariz, la boca y parte de la barbilla. Algunos de ellos contienen válvulas de exhalación. Una banda elástica alrededor de la cabeza y el cuello los mantiene en su lugar. Los respiradores con válvula son más cómodos, especialmente para aquellos que usan gafas que de otra manera se empañan. Son apropiadas para climas cálidos y húmedos.

Las pruebas tienen en cuenta la eficacia del filtro y las fugas en la cara. En Europa, deben cumplir con la norma europea EN 149: 2001 que tiene tres clases de respiradores de partículas desechables (FFP1, FFP2 y FFP3).

Clasificaciones de la máscarilla/respirador: FFP1 vs FFP2 vs FFP3

¿Para qué sirve una máscarilla respirador?

Pregunta tonta, pero tenemos que empezar en algún lugar… Los respiradores desechables o de media cara ofrecen protección respiratoria contra los peligros de las partículas y las partículas transportadas por el aire como polvo (cualquier cosa desde el polvo de madera al polvo de ladrillo o polvo doméstico), polvos y aerosoles (Niebla acuosa). Es decir, filtran las partículas dañinas suspendidas en el aire que respiras para que no inhales gases venenosos, patógenos o partículas de polvo peligrosas.

Las mascarillas antipolvo son vitales para una serie de industrias: sanidad, construcción, agricultura, farmacéutica, e incluso para proyectos de bricolaje en casa. Las clasificaciones se denominan por las siglas en inglés: FFP = Filtering Face Piece.

FFP1, FFP2, FFP3 ofrecen diferentes niveles de protección, por lo que es vital que conozcas el nivel correcto de protección que necesitas de un respirador.

Filtering Facepiece, las siglas de seguridad utilizadas

La protección respiratoria en forma de máscaras antipolvo desechables viene clasificado en Europa en tres tipos de respiradores: FFP1, FFP2 y FFP3 – FFP significa «Filtering Facepiece» y el número denota el nivel de protección. Muchas personas acortan estas siglas aún más como P1, P2 y P3, pero el significado y el nivel de protección respiratoria es el mismo.

Algunas personas se refieren a estas clasificaciones como códigos de respirador, códigos de filtro de respirador o grados de respirador, pero esencialmente estamos discutiendo las mismas cosas. Cada uno de estos tipos de máscara especificará su adecuación al «Límite de Exposición Ocupacional» (OEL) y su «Factor de Protección Asumido» (APF).

Al elegir una mascarilla facial, se debe determinar qué clasificación de mascarillas de filtrado se necesita para los riesgos del lugar donde se va a estar y en el caso de un ambiente con coronavirus debe utilizarse el mayor filtro posible: FFP3 o N95.

Recuerda: La máscara facial de protección incorrecta no es ninguna protección.

IMPORTANTE: Los hombres necesitan estar perfectamente afeitados para que la máscara se ajuste correctamente a la cara y no permita la entrada de aire sin filtrar entre el pelo de la barba. La mascarilla debe estar bien ajustada, y siempre se debe realizar una prueba de ajuste cuando se coloca una nueva mascarilla.

Cuanto más alto sea el número de FFP, más protección puede proporcionar el respirador si se utiliza correctamente.

– Respiradores FFP1

Se refiere al menor filtrado de las tres máscaras con una filtración de aerosol de al menos el 80% y una fuga al interior de máximo 22%. Esta máscara se utiliza principalmente como máscara antipolvo (reformas en el hogar y diversos tipos de trabajo).

¿De qué protege una mascarilla con filtro FFP1?

  • Eficiencia baja.
  • Protege contra los niveles bajos de polvo.
  • Protege contra los aerosoles sólidos y líquidos.
  • Se puede utilizar para lijar, perforar y cortar a mano.
  • OEL: Protege contra materiales en concentraciones de límite 4x.
  • APF: Protege contra materiales en concentraciones de límite 4x.
  • Protege poco contra el coronavirus.

– Respiradores FFP2

Las mascarillas FFP2 tienen un porcentaje de filtración mínimo del 94% y una fuga al interior del 8% como máximo. Se utilizan principalmente en la construcción, la agricultura y por profesionales de la salud contra los virus de la gripe. Actualmente se utilizan para la protección contra el coronavirus.

¿De qué protege una mascarilla con filtro FFP2?

  • Eficiencia media.
  • Protege contra niveles moderados de polvo.
  • Protege contra los aerosoles sólidos y líquidos.
  • Ofrece una mayor protección contra el coronavirus aunque no total
  • Mayor protección que el FFP1
  • Se puede usar para enyesar y lijar.
  • OEL: Protege contra los materiales en concentraciones 12x límite.
  • APF: Protege contra materiales en concentraciones 10 veces superiores al límite.

– Respiradores FFP3

Las mascarillas FFP3 son las máscaras más filtrantes de las FFP. Con un porcentaje de filtración mínimo del 99% y un máximo de 2% de fuga al interior, protegen contra partículas muy finas como el amianto.

¿De qué protege un respirador con filtro FFP3?

  • Alta eficiencia.
  • Protege contra niveles más altos de polvo.
  • Protege contra los aerosoles sólidos y líquidos.
  • Mayor protección que el FFP1 y el FFP2.
  • Puede utilizarse para manejar polvo peligroso como los de la industria farmacéutica.
  • Recomendado cuando se duda de la protección necesaria.
  • OEL: Protege contra los materiales en concentraciones 50x límite.
  • APF: Protege contra materiales en concentraciones de 20x límite.
  • Puede ser usada como una máscara de asbesto.

Las directrices actuales del NHS estipulan que las máscaras faciales FFP3 están indicadas para el control de infecciones virales y bacterianas cuando el contagio se propaga a través de aerosoles (tos, estornudos, etc.) Un respirador o mascarilla con filtro FFP3 sería la mascarilla mínima requerida para los vapores químicos o virus en aerosol.

NIOSHClasificación de los respiradores en Estados Unidos

En Estados Unidos, los respiradores deben cumplir con los estándares del NIOSH (Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional). Dentro de este estándar, hay varias clases de respiradores dependiendo del grado de resistencia al aceite:

  • Clase N: sin resistencia al aceite. Se distingue entre N95, N99 y N100. El número que sigue a la letra indica el porcentaje de filtración de las partículas en suspensión.
  • Clase R: máscara resistente al aceite hasta ocho horas. Aquí también se distingue entre R95, R99 y R100.
  • Clase P: máscara completamente resistente al aceite. También hay P95, P99 y P100.

Características de los respiradores N95:

  • Los respiradores N95 quirúrgicos están diseñados para reducir la exposición del usuario a los contaminantes biológicos transportados por el aire, pero no pueden eliminar dicha exposición. No eliminan el riesgo de enfermedades o muerte.
  • Aunque un respirador N95 puede bloquear un 95 % de partículas muy pequeñas (se considera partículas muy pequeñas a las que miden 0,3 micras), de todas maneras es importante saber que existe una probabilidad de 5 % de que las partículas nocivas penetren el respirador.
  • Forman un sello apropiado sobre la boca y la nariz.
  • Los respiradores N95 no están diseñados para que los usen niños ni personas con barba.
  • En general, todos los tipos de respirador N95 deben venir con instrucciones detalladas del fabricante sobre cómo ponerlo y quitarlo. Para garantizar una protección adecuada para el usuario, se debe seguir estas instrucciones, por encima de todo.
  • Para lograr la efectividad deseada, se debe realizar una prueba de ajuste y se deben ajustar a la cara del usuario.
  • El personal sanitario y los usuarios deben cumplir con el estándar de protección respiratoria 29CFR 1910.134 de la OSHA.
  • Algunos respiradores N95 llevan incorporada con una válvula de exhalación que está diseñada para reducir la acumulación de condensación dentro del respirador y permitir al usuario respirar con más facilidad. Sin embargo, estos no se deben utilizar en situaciones en las que se requiere un campo estéril, ya que la válvula de exhalación permite que el aire no filtrado (y posiblemente contaminado) salga del respirador.
  • Tienen la aprobación del NIOSH.

La mayor diferencia entre un respirador y una mascarilla quirúrgica es el uso que se le da. Los respiradores están diseñados para ayudar a reducir la exposición respiratoria del usuario a contaminantes en el aire, como partículas lo suficientemente pequeñas para ser inhaladas – partículas menores de 100 micrones (µm) de tamaño.

Esto incluye partículas en el aire que pueden contener material biológico, por ejemplo, moho, Bacillus anthracis, Mycobacterium tuberculosis, el virus que causa el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), la Gripe Aviar, el virus del Ébola, coronavirus COVID-19 que se transmite principalmente por las gotas respiratorias de más de 5 micras.

También pueden contener el  PM2.5 / PM10, Material Particulado, abreviado como PM, es un término usado para referirse a partículas encontradas en el aire; Incluyendo polvo, hollín, suciedad, humo y gotas de líquido.

Las partículas PM2.5 reciben la anotación 2.5 para describir el tamaño como de 2.5 micrómetros o menos. Aún así estas mascarillas ofrecen una protección mínima y están orientadas a aislar al contagiado, no a prevenir el contagio.

El estándar N95 de EE.UU. es aproximadamente equivalente al FFP2 o 3, ya que es eficiente hasta 10 veces la exposición ocupacional local


qué máscaras protegen contra el Coronavirus

Entonces, ¿qué máscaras protegen contra el Coronavirus?

Un paciente contagioso debe usar una mascarilla quirúrgica tan pronto como se sospeche que tenga el contagio.

En Europa, para los cuidadores y personal sanitario, es necesario usar un respirador de al menos clase FFP2 o FFP3 para una máxima filtración de partículas y aerosoles cuando se atiende a un paciente infectado o sospechoso de estarlo.

En los Estados Unidos, el respirador N95 filtra el 95% de las partículas transportadas por el aire, e incluso puede filtrar bacterias y virus, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Por lo tanto, para los cuidadores, es necesario usar un respirador de clase N, R o P.

Por lo tanto, una máscara más especializada, conocida como respirador N95, puede proteger contra el nuevo coronavirus Covid-19, también llamado SARS-CoV-2. El respirador es más grueso que una mascarilla quirúrgica, pero ni la OMS ni los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) lo recomiendan para uso público, al menos no en este momento.


¿Debe usarse una mascarilla desechable o reutilizable?

Las mascarillas quirúrgicas son dispositivos médicos desechables que deben desecharse de manera adecuada después de su uso. Los respiradores (FFP / N, R o P) pueden ser desechables o reutilizables. En el segundo caso, es posible reemplazar el filtro cuando está lleno.

La vida efectiva de una mascarilla quirúrgica o un respirador está indicada por el fabricante. Varía según el uso. En términos generales, puede oscilar entre tres y ocho horas, dependiendo de la concentración del contaminante y de una serie de factores externos como la humedad del aire, la temperatura, el volumen de aire respirado, etc.

*En el caso de los respiradores equipados con filtros de gas, si el usuario comienza a percibir el olor a gas, debe abandonar inmediatamente el área de trabajo y sustituir el filtro. Del mismo modo, en el caso de los filtros de polvo, si el usuario comienza a percibir un aumento del esfuerzo inspiratorio, debe abandonar el local y sustituir el filtro. Estas mascarillas son usadas principalmente por personas que trabajan en contacto con productos químicos o por los bomberos.


‎6 pasos: ¿Cómo ponerse, utilizar, quitarse y desechar una mascarilla?

Además del uso racional y recomendado, la OMS ofrece una serie de consejos sobre cómo usar este producto sanitario.

  1. Antes de ponerte una mascarilla, lávate durante al menos 20 segundos las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrate de que no haya espacios entre su cara, sus mejillas, la nariz y la máscara.
  3. Evita tocar la mascarilla mientras la está usando, procura no tocarte la cara, si lo haces, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cambia de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilices la mascarilla de un solo uso.
  5. Para quitarte la mascarilla: quítatela por detrás, no toques NUNCA la parte delantera de la mascarilla.
  6. Deséchala inmediatamente en un recipiente cerrado y lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Usar una máscarilla médica puede protegerte del nuevo coronavirus?

¿Usar una máscarilla médica puede protegerte del nuevo coronavirus?

Es una pregunta que se hace mucha gente, incluyendo a los dueños de mascotas que ponen mascaras faciales caninas en sus perros. Si se trata de una mascarilla quirúrgica normal, la respuesta es no.

Los especialistas médicos y personal sanitario reciben formación periódica sobre cómo ajustar correctamente estos respiradores alrededor de la nariz, las mejillas y el mentón, asegurándose de que los que los usan no respiren alrededor de los bordes del respirador.

Nos explica personal sanitario: «Cuando se hace eso, resulta que el trabajo de respirar, ya que se pasa por un material muy grueso, es más difícil. Tienes que trabajar para inspirar y espirar. Es un poco claustrofóbico. Puede ponerse húmedo y caliente ahí dentro»

Y nos describe su experiencia: «Sé que puedo usarlos cuando los necesito durante una media hora«, añadió. «Pero luego tengo que salir de la sala de aislamiento, quitármelo y respirar profundamente, para refrescarme, antes de poder volver a entrar«.

Aunque todavía es posible comprar un respirador N95, FFP2 o FFP3 online, esto no es aconsejable. Si demasiada gente almacena y acapara innecesariamente este tipo de respiradores, una escasez podría poner en riesgo la salud de los trabajadores médicos y de los que los que verdaderamente lo necesitan.


Diferencias clave entre las máscaras y los respiradores

Diferencias clave entre las máscaras y los respiradores

  • Respiradores
    – Filtrar las partículas del aire cuando están adecuadamente ajustados, ayuda a reducir el número de partículas o gérmenes que el el usuario respira.
    – Ideal para protegerse de las PM 2.5
    – Tiene la denominación NIOSH / EN / ISI y el tipo de aprobación (es decir, N95; FFP2 etc.) impreso en el producto.
    – Se fijan firmemente en la cara, con 2 correas para la cabeza y un clip ajustable para la nariz sobre la nariz para permitir una mayor a medida.
  • Mascarillas quirúrgicas
    – Están autorizados por la FDA para su uso como máscara quirúrgica y NO están diseñadas para proteger sus pulmones de la transmisión por el aire
    peligros como el PM 2.5.
    – No tiene la palabra NIOSH / EN /ISI y el tipo de aprobación (es decir, N95; FFP2 etc.) impreso en el producto.
    – Normalmente se colocan para un procedimiento (p. ej., cirugía por un cirujano) y se deshizo de él después.
    – Ayudar a evitar que las grandes partículas expulsadas por el portador, como escupir o mucosa, de entrar en el ambiente. Si el el portador tose o estornuda, la mascarilla quirúrgica ayudará a recoger la partículas más grandes expulsadas.
    – Normalmente no se ajustan bien a la cara como podría haber huecos alrededor de los bordes.
  • Mascarillas de confort
    – No están autorizados por la FDA para su uso como una mascarilla quirúrgica y NO están diseñadas
    para proteger sus pulmones de la transmisión por el aire peligros como el PM 2.5.
    – No tienen la palabra NIOSH y la tipo de aprobación (es decir, N95) impreso en la producto.
    – No han sido probados en ningún normas de desempeño del gobierno para filtración.
    – Normalmente sólo tienen una correa para la cabeza.
    – No se ajusta bien a la cara ya que podrían ser huecos alrededor de los bordes.

Poner mascarilla a los perros o a otra mascotaPoner mascarilla a los perros o a otra mascota

En cuanto a los dueños de perros u otras mascotas que ponen mascarillas en sus perros, un perro en Hong Kong tuvo un «débil positivo» con COVID-19, pero parece probable que el virus se introdujo en el tracto respiratorio del perro mientras el cachorro estaba husmeando, no porque el perro estuviera realmente infectado, ya que no tenía síntomas de la enfermedad, informó el gobierno de Hong Kong el 28 de febrero.

Excepto en este caso, no hay evidencia de que los perros puedan contraer el coronavirus, así que si estás pensando en ponerle una máscara a una mascota, tranquilo, no necesitas hacerlo.


Conclusión

Las máscaras quirúrgicas en efecto ponen una barrera entre el portador y el ambiente. Pueden ayudar a mantener la tos, los estornudos y la mucosa generada por el portador a cubierto al acudir a un equipo médico. También pueden ser usados como una barrera de fluidos para ayudan a evitar que las salpicaduras de sangre lleguen a la boca y la nariz del usuario.

Sin embargo, las mascarillas quirúrgicas no pueden proporcionar protección respiratoria a menos que también estén diseñadas, probadas y aprobadas como respirador. Si un usuario quiere reducir la inhalación de más pequeño, partículas inhalables (aquellas menores de 100 micrones), necesitan obtener y usar apropiadamente un respirador certificado.

Si el usuario necesita una combinación de mascarilla quirúrgica y un respirador de partículas, debe usar un producto que esté aprobado con garantía suficiente como quirúrgico y probado como un respirador de partículas con un nivel de filtro seguro contra el coronavirus.

Sin embargo la OMS advierte de que «una mascarilla no proporciona por sí sola suficiente protección y deben tomarse otras precauciones igualmente importantes«, fundamentalmente una buena higiene de las manos y el uso de desinfectante.

Envía tu nota de prensa

    Deja un comentario

    Envía tu nota de prensa

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies