Categorias

Vikenzo Nature: Cómo montarte un Jardín Vertical en casa en 9 pasos

jardines verticales

Los jardines verticales son una alternativa para los jardineros que no tienen mucho espacio horizontal, quieren cubrir una pared poco atractiva o simplemente quieren algo diferente.

¿Qué es un Jardín Vertical?

Un jardín vertical es un jardín que se desarrolla verticalmente usando un enrejado u otro sistema de apoyo, en lugar de en el suelo (horizontalmente).

Cualquier cosa que crezca en un enrejado o incluso en una cerca es técnicamente parte de un jardín vertical. Esta técnica puede ser utilizada para crear pantallas vivas entre diferentes áreas, proporcionando privacidad para su jardín o casa.

La jardinería vertical es utilizada por muchos como un medio para asegurarse de que están utilizando su espacio de jardín a su máximo potencial. Una estructura simple formada por postes de bambú puede permitir que las plantas de frijol trepen verticalmente, proporcionando más espacio de crecimiento del que sería posible en un jardín horizontal convencional. Los pepinos, la calabaza e incluso los tomates también se pueden cultivar verticalmente.

Las plantas trepadoras y las vides están lejos de ser las únicas opciones cuando se trata de jardinería vertical. Con un poco de planificación y los materiales adecuados, se pueden crear jardines verticales que le permiten cultivar prácticamente cualquier cosa. Se pueden encontrar varios kits de bricolaje que utilizan tazas pequeñas u otros contenedores colocados en filas en la cara de un soporte vertical. Estos contenedores se llenan con tierra y semillas, y luego se riegan.

Por supuesto, no se limita a utilizar una sola fila de contenedores colocados en una superficie vertical. También puedes utilizar prácticamente cualquier sistema que le permita crecer hacia arriba en lugar de hacia afuera. Esto incluye andamios, sistemas de estanterías y más. Simplemente crea superficies planas a intervalos variables a lo largo del eje vertical y añada bandejas o macetas para plantas.

Cosechar un jardín vertical es mucho más fácil que con un jardín convencional en el suelo. Debido a que eres capaz de cosechar mientras estás de pie en su mayoría en posición vertical o completamente erguida (dependiendo del nivel vertical que se esté cosechando), en lugar de arrodillarte o ponerte en cuclillas en el suelo, la jardinería vertical es más fácil en la espalda y las piernas, y muchas personas con artritis u otras discapacidades lo encuentran muy beneficioso.


De la mano de Vikenzo Nature os traemos estos fáciles consejos para disfrutar en vuestra casa de un jardín vertical:

Paso 1 Elige una pared

Para consejos sobre la construcción de jardines verticales, hablamos con Enzo de Vikenzo nature. Enzo dice que aprendió a través de muchas pruebas y errores, y también utilizó como guía el libro The Vertical Garden de Patrick Blanc, el botánico considerado el inventor de los jardines verticales.

Empieza por elegir una pared:

«Si tienes una pared que es fea, esa es la que vas a utilizar«

Dice Enzo. La buena noticia es que casi cualquier pared sirve, y a menos que quiera construir un jardín vertical muy grande o plantar árboles, no tiene que preocuparse por el peso de la carga.

Las plantas que debes elegir dependerán de la pared que elijas y de la cantidad de luz solar que reciba. Sin embargo, si deseas probar plantas en particular, elige una pared que te proporcione las mejores condiciones de crecimiento para ellas.

 

 

Paso 2 Construye un marco

La estructura básica de una pared de jardín vertical es un sándwich de tres capas hecho de:

  • Marco
  • Lámina plástica
  • Tela

Construye todo el montaje antes de colgarlo. Aunque en realidad se puede fijar directamente a una pared, dice Enzo, construir un marco para colgarlo en la pared significa que será mucho más fácil desmontarlo.

Enzo utiliza tubos de PVC de 3/4 de pulgadas, codos y juntas de cuatro vías para construir un marco. Aconseja no usar metal (debido al peso y al gasto adicional) y madera (requiere tratamiento a presión para protegerse contra la pudrición por humedad; no es conveniente que el agua quede atrapada entre una pared de madera y el plástico del marco).

Paso 3 Adjunta una la Lona de Plástico

Fija una hoja de plástico al marco. El plástico actúa como soporte de la capa de tela, además de mantener el agua fuera de la pared. Enzo utiliza láminas de PVC expandido.

*Nota: Si quieres probar esto en una pared de madera, tendrás que ventilar detrás.

 

Paso 4 Coloca la tela

Fija la capa de tela al marco. Este es el material en el cual sus plantas vivirán, y que retendrá agua para ellas. Enzo ha usado relleno básico de fieltro para alfombras, pero dice que se puede usar casi cualquier cosa que retenga agua sin pudrirse.

Necesitarás al menos dos capas de tela. Fíjalos directamente al marco con tornillos galvanizados y grapas de acero inoxidable como si estuviera estirando la lona a través del marco. Siempre y cuando la tela esté segura y tensa, sin dobleces ni arrugas, ya está listo.

«Sólo tienes que fijarlo de alguna manera para que no se salga y se vea bonito«, dice Enzo.

Paso 5 Instala el sistema de riego

Para mantener las plantas creciendo en una superficie vertical, necesitarás un sistema de irrigación que pueda proporcionar humedad en toda la capa de tela. Puede hacer uno de tubos de polietileno con accesorios que se bloquean (Enzo utiliza accesorios de irrigación Perma-Loc). Es básicamente un tubo a través de la parte superior de su panel con emisores que gotean agua. Su mejor opción es obtenerlos de un proveedor de riego.

Puedes comprar una válvula estándar y goteros de irrigación, pero necesitarás un temporizador de propagación que se pueda ajustar en segundos en lugar de minutos. Usted desea un flujo rápido de agua durante 10 a 15 segundos de tres a seis veces al día, dependiendo de las condiciones climáticas y de su configuración particular. Coloque un emisor cada 2 a 3 pulgadas a lo largo del tubo de irrigación superior y experimenta para encontrar el equilibrio adecuado entre mantener la pared mojada sin regar en exceso las plantas.

Fija el marco a la pared con herrajes de acero inoxidable (para evitar la oxidación). Los ganchos están bien si piensas que vas a querer quitar el marco; de lo contrario, los soportes atornillados en la pared y el marco también funcionarán.

 

Paso 6 Agrega el inyector de fertilizante y el sistema de irrigación a la fuente de agua

Para fertilizar tu pared, conecta un inyector de fertilizante, como el Add-It, con una simple válvula de irrigación que envía fertilizante líquido al sistema de irrigación. Luego conecta el sistema de riego y conéctalo a tu fuente de agua. Tendrás que filtrar el agua con un filtro de agua de riego, que es barato y está disponible en la mayoría de las ferreterías.

Recuerda, habrá alguna escorrentía; una manera de lidiar con ella es plantando un macizo de flores debajo de su jardín vertical.

Paso 7 Elije tus plantas para tu jardín vertical

Como con cualquier jardinería, tenga en cuenta el sol, la sombra, la humedad, el viento y el frío a la hora de elegir las plantas que va a dejar al aire libre durante todo el año. Si tienes la intención de dejar el jardín fuera durante el invierno, Enzo recomienda seleccionar plantas para una zona más fría que la que vives.

Si estás construyendo una pared desmontable y plantándola con hojas perennes, podría intentar guardarla en un lugar fresco y seco durante el invierno mientras las plantas están inactivas.

Algunas de las plantas que han tenido éxito en las paredes de Enzo son las hostas, iberis, phlox, helechos, weigela e incluso arándanos.

«Las plantas nativas parecen tener más éxito que las no nativas», nos dice.

Paso 8 Planta las plantas

Para insertar las plantas en la capa exterior del tejido, utiliza una cuchilla de afeitar para hacer un corte horizontal en el material. Quitar la mayor cantidad de tierra posible del cepellón de la planta (para ayudar a evitar la pudrición de la raíz) e insertarla en un corte.

Usando una grapadora, inserta de tres a cinco grapas de acero inoxidable para sujetar el paño al respaldo de plástico en un semicírculo alrededor del cepellón, creando una envoltura segura.

 

Paso 9 Diseños de plantas

La parte divertida, dice Enzo, es diseñar sus plantaciones, y la altura de un jardín vertical ofrece muchas posibilidades.

Escoge plantas que crezcan a una distancia de 60 y 90 centímetros de la pared, y plántalas en la parte superior para que creen sombra debajo. Sin embargo, si hace esto, tenga en cuenta que tendrás que plantar especies tolerantes a la sombra debajo, como los helechos. Además, una planta que está a dos metros y medio del suelo a menudo se cae, dice Enzo.

Eso da un efecto de cascada agradable pero también asfixia lo que hay debajo, así que tendrás que recortarla.

Plantar en tiras verticales, con plantas de sombra verde en una tira y flores amantes del sol en otra, es una buena idea. «Si vas a hacer esto y vas a tener el efecto más dramático, y quieres que las mandíbulas de tus amigos y vecinos se caigan, tienes que ponerte por encima de sus cabezas«, dice Enzo.

«Necesitan mirar una planta que normalmente verían a sus pies

Vikenzo Nature: Cómo montarte un Jardín Vertical en casa en 9 pasos
4.7 (93.85%) 26 votos
  • Susanna
    9 junio, 2019 at 08:06

    Son muchos pasos, los he seguido uno a uno y al pie de la letra, debo deciros que me he montado un jardín vertical en mi terraza espectacular. si puedo cuelgo aquí las fotos. Gracias por ayudarme, un saludo.

  • Alberto Gracia
    11 junio, 2019 at 16:23

    Magnifico artículo, me ha sido de gran ayuda. Muchas gracias!!

Deja tu comentario

Tu email no será publicado.*

Envía tu nota de prensa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies